Tim Walker: cuentos hechos fotografía

Toda persona que esté interesada en las fotografías de Tim Walker debe hacerse la siguiente pregunta: ¿Son solamente una serie de fotografías, o más bien un cuento contado a través de imágenes?

El británico Tim Walker es un fotógrafo de moda, famoso por colaborar en la revista Vogue durante más de una década. En sus inicios, Walker trabajó como asistente de fotografía independiente en Londres antes de trasladarse a la ciudad de Nueva York, donde trabajó como asistente a tiempo completo del fotógrafo Richard Avedon. A su regreso a Inglaterra, Walter se centró en el retrato y en el trabajo documental para los periódicos del Reino Unido. Con 25 años, Tim Walker realizó su primera serie de fotografías para la revista Vogue; a partir de entonces, este artista ha colaborado en la revista en ediciones de distintos países, y algunas de sus obras se exponen permanentemente en el Victoria and Albert Museum y el National Portrait Gallery de Londres.

Las fotografías de Tim Walker nos trasladan a un mundo mágico, romántico y surrealista. Sus fotografías parecen el escenario de un cuento de hadas o de una historia fantástica, una historia que podemos crear si utilizamos nuestra imaginación. De hecho, muchas de las modelos que aparecen en sus obras son imitaciones de personajes de libros famosos, como Charlie y la fábrica de chocolate, El soldadito de plomo, Rapunzel o La princesa y el guisante. Su obra es, pues, el producto de una imaginación infantil sin límites; da la impresión de que Walker, con sus fotografías, refleja la nostalgia que siente por aquel mundo de la infancia ya perdido.

En sus fotografías priman los colores pastel, las luces suaves y anaranjadas de la puesta de sol, los contraluces y las luces coladas por la ventana. Este juego de luces y colores da a sus fotografías un aspecto onírico, y nos transporta a un mundo bastante diferente de la realidad. Walker nos presenta un escenario decadente, donde el tiempo está empezando a resquebrajarse,  y donde los espacios abandonados están habitados por personajes anclados en el pasado. De algún modo, el artista nos intenta expresar su mundo interior.

Al parecer, Walter fue de niño un lector apasionado de las historias de Lewis Carroll y Julio Verne, así como un amigo secreto de las brujas buenas que caminaban por las ciudades góticas. Sin duda cree en los unicornios, y es fan de artistas de los sueños como Tim Burton. Las revistas “Vogue”, “W” y “Harper´s Bazaar”, son seguidores incondicionales desde hace años del trabajo del artista británico; es claro que el mundo necesita, más que nunca, dosis dobles de belleza e inocencia, dos elementos que aparecen en estas fotos mágicas de luz tenue que reflejan el universo de los cuentos.

1 comentario

Archivado bajo Fotografía

Una respuesta a “Tim Walker: cuentos hechos fotografía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s